"Salimos de los institutos sin la más elemental formación, pero hartos de novelas pornográficas y literatura rusa, alternada, en el mejor de los casos con las obras cumbres del romanticismo francés y con ediciones baratas de la filosofía pesimista: Schopenhauer y Nieztche especialmente.La calle y la realidad nos confiaban su brutal materialismo; la intensa propaganda cinematográfica y la literatura de posguerra, las conversaciones con los excombatientes y el hambre que padecía Europa, nos hicieron odiar a la guerra y nos convencieron de la necesidad de una revolución. Conocimos entonces las publicaciones anarquistas y marxistas que comenzaban a inundar las librerías y puestos de periódicos, nos hicimos amigos de los obreros y empezamos a considerar nuestros sus propios problemas. Participamos en todas las algaradas políticas y recibimos las primeras lecciones de la fuerza pública, guardando gran estima a los trofeos alcanzados, consistentes, a veces en los emblemas y escudos arrancados a los uniformes de los guardias"
Breve Historia Informativa del SEU (1941)

"Salimos de los institutos sin la más elemental formación, pero hartos de novelas pornográficas y literatura rusa, alternada, en el mejor de los casos con las obras cumbres del romanticismo francés y con ediciones baratas de la filosofía pesimista: Schopenhauer y Nieztche especialmente.La calle y la realidad nos confiaban su brutal materialismo; la intensa propaganda cinematográfica y la literatura de posguerra, las conversaciones con los excombatientes y el hambre que padecía Europa, nos hicieron odiar a la guerra y nos convencieron de la necesidad de una revolución. Conocimos entonces las publicaciones anarquistas y marxistas que comenzaban a inundar las librerías y puestos de periódicos, nos hicimos amigos de los obreros y empezamos a considerar nuestros sus propios problemas. Participamos en todas las algaradas políticas y recibimos las primeras lecciones de la fuerza pública, guardando gran estima a los trofeos alcanzados, consistentes, a veces en los emblemas y escudos arrancados a los uniformes de los guardias"

Breve Historia Informativa del SEU (1941)

"Se ha de leer mucho, pero no muchos libros, esta regla es excelente: la lectura es cómo alimento, el provecho no está en la proporción de lo que se come, sino de lo que se digiere"
Jaime Balmes

"Se ha de leer mucho, pero no muchos libros, esta regla es excelente: la lectura es cómo alimento, el provecho no está en la proporción de lo que se come, sino de lo que se digiere"

Jaime Balmes

Hace 20 años que nos dejó el más grande de todos los hombres. ¡Siempre presente!

Hace 20 años que nos dejó el más grande de todos los hombres. ¡Siempre presente!

Buen fin de semana mozos, a disfrutar ahora con unos buenos gin tonics, eso si, con moderación y sin dejar de apoyar al comercio nacional.

Buen fin de semana mozos, a disfrutar ahora con unos buenos gin tonics, eso si, con moderación y sin dejar de apoyar al comercio nacional.

"El duelo a espada era un ejercicio educativo (…) Combatíamos basándonos en la idea de medir nuestras fuerzas, nuestra destreza, no siendo, por tanto, considerado cómo una vergüenza ser herido por nuestro adversario. No obstante, aquel que intentaba evitar la herida desviando la cabeza era sancionado. Todo aquel que considera que el boxeo es una sustitución de aquellos duelos está equivocado. El único motivo de nuestras luchas era conseguir un dominio total sobre nuestros cuerpos y nervios. Estábamos obligados a luchar en actitud ofensiva, prohibiéndonos adoptar una postura defensiva. Esto (…) tenía un sentido de elogio: todo hombre que vive y piensa pasivamente, no llegará a realizar nunca grandes cosas."
Otto Skorzeny

"El duelo a espada era un ejercicio educativo (…) Combatíamos basándonos en la idea de medir nuestras fuerzas, nuestra destreza, no siendo, por tanto, considerado cómo una vergüenza ser herido por nuestro adversario. No obstante, aquel que intentaba evitar la herida desviando la cabeza era sancionado. Todo aquel que considera que el boxeo es una sustitución de aquellos duelos está equivocado. El único motivo de nuestras luchas era conseguir un dominio total sobre nuestros cuerpos y nervios. Estábamos obligados a luchar en actitud ofensiva, prohibiéndonos adoptar una postura defensiva. Esto (…) tenía un sentido de elogio: todo hombre que vive y piensa pasivamente, no llegará a realizar nunca grandes cosas."

Otto Skorzeny

"Ah, joven doloroso, joven triste, que sufres como yo del mal de España, y que una negación honda, en tu entraña, tienes, clavada, contra lo que existe! —Tu virgen corazón vibra de saña, de santa saña, porque no tuviste lo que pidió tu amor cuando naciste de la Patria, una idea y una hazaña. La general inepcia fue el veneno que atosigó tu juventud vehemente y de asco y de dolor yo te sé lleno. ¡Mas el futuro es nuestro y esa gente que hizo nuestra desgracia se va al cieno! Hermano, aquí va un ósculo a tu frente.”

"Ah, joven doloroso, joven triste, 
que sufres como yo del mal de España, 
y que una negación honda, en tu entraña, 
tienes, clavada, contra lo que existe! 
—Tu virgen corazón vibra de saña, 
de santa saña, porque no tuviste 
lo que pidió tu amor cuando naciste 
de la Patria, una idea y una hazaña. 
La general inepcia fue el veneno 
que atosigó tu juventud vehemente 
y de asco y de dolor yo te sé lleno. 
¡Mas el futuro es nuestro y esa gente 
que hizo nuestra desgracia se va al cieno! 
Hermano, aquí va un ósculo a tu frente.”